Blog

Envejecer, claro que si.

La palabra envejecimiento muchas veces suele asustarnos, es una palabra para muchas personas “fuerte”, porque linkea al paso del tiempo en donde en ocasiones o tradicionalmente se carece o se pierde ciertas virtudes…. Hoy quiero escribir para hacer las pases con esta palabra y con este proceso, el envejecimiento tiene una mala fama porque se vincula muchas veces a enfermedades, o a dejarte de ver o sentirte con ese punto en tu vida donde te sentías más “vivo”, el cual en la línea de la vida, el mirar atrás siempre te hace sentir “más vivo”.

El tema es que primero debemos comprender que es una ley y que no hay nada que podamos hacer para parar su proceso, envejecer es lo más seguro que hay en tu día a día, inclusive un joven de 19 años, cada día envejece, pero lo que sí se puede cambiar es como este influye o transcurre en ti. Gracias a la medicina se sabe que existen muchos parámetros a tomar en cuenta cuando se trata de prevenir enfermedades, con suplementación, ejercicio y una vida saludable, parámetros que en la medicina estética también influyen.

La palabra prevención que tanto uso en mi día a día es una palabra que promueve prevenir los rasgos fuertes del paso del tiempo o ese exterior que puede resultar en un efecto visual propio o de tu círculo en el cual sientan que el envejecimiento está golpeando tu puerta, en mi consultorio tratamos de prevenir que el envejecimiento deje huellas en ti que se marquen para siempre o que denoten o demuestren algo que no ocurre en ti como por ejemplo enojo, tristeza o cansancio. De manera sutil la medicina antienvejecimiento puede acompañarte desde tu corta edad a que ese envejecimiento pase solo como una palabra y no como un balde de agua que nos dejó con cicatrices, de esta manera externamente reflejaras lo que internamente eres o te sientes… pero internamente como te sientes..? La medicina estética no puede ser al 100% tu única ayuda, se debe manejar un estilo de vida saludable, con ejercicio mínimo 3 veces a la semana y alimentación completa, con salud mental, con recreación y descanso (el descanso es sumamente importante sin importar si tienes 20 años o 55 años) de esta manera el efecto de la medicina estética logra un valor y una naturalidad estable en el tiempo, para así poder decir tu edad con ganas, sabiendo que es solo un número, porque tú continúas luciendo y sintiéndote la misma persona que tanto amaste, solo que con más experiencia y sabiduría. … Es más, el nombre de mi maestría no debería ser “Medicina estética ANTIENVEJECIMIENTO” debería ser “Medicina estética y acompañamiento natural en tu envejecimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *